Crisis de sanación - Geoda Reiki

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Crisis de sanación

Las iniciaciones

Crisis despues de las iniciaciones. Crisis de sanación


Después de este día que me imagino será inolvidable para todos, como lo fue las mías, vendrán cambios pequeños, grandes, según la necesidad de cada uno de desintoxicarse de viejas conductas, pensamientos, energías y pueden producirse sacudidas que pueden ser más o menos traumáticos. Es duro, sé lo que es eso y cada uno tira por un lado intentando buscar una solución para que vuelva a ser todo como antes. Nada más lejos de la realidad. Ya no sois los mismos.

Hemos estado viviendo durante casi toda nuestra vida compartiendo nuestro ser desde el crisol de viejas energías y de otras que creamos a lo largo del tiempo con el poder de nuestra mente y nos han condicionado en nuestro sentir y actuar. Una perfecta simbiosis si no fuera porque nosotros en verdad no la necesitamos. Es el miedo y sus sombras: el temor y el rencor las que necesitan de nosotros, de nuestra energía para sobrevivir. Es una gran lección para aprender.

Iniciaciones, sanaciones presenciales o a distancia, auto reiki, afectan tanto al cuerpo físico como al mental y emocional. Pudieran aparecer esos “fantasmas del pasado” que creíamos superados e incluso aquellos que creíamos no existían.
Esta aparición de viejos conflictos no solucionados, y por tanto, no sanados, se presentan a nuestros ojos y caemos en su influjo: ira, pena que puede conducir a la depresión (uno de los más difíciles de tratar), dolor, vuelven a nosotros. Simplemente aparecen y nos desubican.

Estos sistemas basados en la energía como EMF de Peggy Dubro, el Magnific Healing o el propio Reiki pueden aparecer estas crisis sanadoras y no a todos les influye de la misma manera.
Realmente es un proceso de limpieza en todos los ámbitos y en todos sus diferentes cuerpos. En cada una de ellas tendremos los ajustes necesarios para prepararse y poner al día un cuerpo acorde con las nuevas exigencias energéticas. El cuerpo eleva su ratio vibratorio debido a la influencia siempre positiva del reiki y conlleva esos pequeños cambios provisionales, una alegría para todos nosotros, hasta que estamos preparados para nuestra siguiente situación.
Los cambios a nivel físico pueden ser un aumento en la sudoración, cambios en el olor de la piel, producto de esas toxinas que el cuerpo intenta eliminar.

Aumento en la frecuencia de ir al baño. Al igual que el sudor, pueden existir cambios en el color, volumen u olor. En la orina, como en los dos anteriores, los riñones tienen una función excretora de esos productos de deshecho que se convierten en toxinas y que son volcados al torrente sanguíneo como resultado de los múltiples procesos químicos, deshechos de nuestra alimentación celular, balance hídrico de los distintos sistemas, etc. Dolores de cabeza y garganta, resfriados, espasmos musculares.

Hay otros síntomas, que no son cambios con tal, y pueden ser: ligero dolor o simple presión en la zona superior de la cabeza, como si se abriera, la sensación de tener un agujero (apertura del 7º chacra), presión del entrecejo (6º chacra), calor en manos, brazos. Son típicos síntomas que la energía reiki está acomodando tu cuerpo a las nuevas exigencias.
No hay que preocuparse por ellos pues son pasajeros, algo molestos sí pueden ser.

Como reikista es nuestro deber el explicar estos síntomas para que no haya preocupación ni huidas posteriores puesto que es lógico suponer para un profano en temas energéticos que haga la consiguiente relación de causaefecto con reiki y recaída.
Debemos aclarar, tanto a los nuevos iniciantes como a los pacientes que voluntariamente se prestan a los beneficios de un tratamiento, que estos cambios no son debidos a está poderosa energía, y sí a que han sido sacados a la superficie cosas que uno tenía guardados. Ahora pueden ser reconocidos y en su caso sanados, pero ya estaban en uno, reiki no creó nada que no estuviera ya en la persona.

Otra cosa importante a explicar es aconsejar no interrumpir el tratamiento, y si fuera un iniciante, pedirle se haga auto tratamientos o en su defecto, sea otro reikista si no se encuentra en ese momento con suficientes fuerzas.
Es de sumo interés, que en estas crisis de sanación se utilicen conjuntamente con otros tipos de terapias sanadoras, complementándose a la perfección, como son la Acupuntura, Reflexología, Homeopatía, Flores de Bach, Sanación Magnificada, etc.


Fragmento del libro "Reiki Usui en la Nueva Era", de Geoda.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal