Primeros auxilios - Geoda Reiki

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Primeros auxilios

Varios

Los primeros auxilios que todo reikista debiera saber


Lo que voy a explicar aquí se sale un poco de lo que Reiki pudiera tener, pero no está de más saber comportarse en un momento delicado puesto que los primeros minutos de un accidente son primordiales pues de ello va a depender en gran medida de su evolución posterior y en ocasiones, de su propia vida.
Aquí sí que podemos hacer una verdadera labor humanitaria salvando una vida y para ello debemos conocer algunos aspectos de los primeros auxilios.
No me extenderé más de lo necesario, así que animo a todos a leer los innumerables manuales que existen colgados en Internet.

Mientras que se atiende a una persona en situación semejante es posible, y recomendable, aplicarle reiki. Pero recordar lo que he dicho anteriormente: auxiliar primero a la persona según los procedimientos básicos sanitarios y buscar la manera para que pueda llegar a urgencias lo más pronto posible. Después el Reiki.

Los siguientes ejemplos pueden llegar a ser algo extremos pues lo normal será encontrarnos con quemaduras, picotazos, heridas, raspones en la piel, etc. Cada uno verá en qué momento cómo dará auxilio y aplicará Reiki.


Lo que se debe hacer:

Lo primero es estabilizar a la persona hasta que lleguen los servicios sanitarios. Cuando hablo de estabilizar no digo de moverlos, NO HAY QUE MOVERLOS, sólo significa dejarlos en el mejor estado vital posible hasta su traslado a un centro hospitalario. Nuestra ayuda consistirá en evitar más molestias, por ello, haremos solo aquello de lo que estemos realmente seguros.

Intenta calmarte. Muy importante, pues sin este requisito sería incluso contraproducente para su delicada salud, y calmar a la persona. Siéntate a su lado si es posible y te presentas: “Me llamo Fulano de Tal y estoy ahora a tu lado. No te preocupes que todo saldrá bien”. El contacto de una mano amiga aumenta ese acercamiento y alivio para el accidentado.

Cuidado con la conmoción hemorrágica, una gran pérdida de sangre hace que ésta no llegue de manera suficiente a las células. Si hay amputación de miembros inferiores o superiores se debería oprimir la arteria femoral (sobre la ingle) o la humeral (sobre la cara interna del brazo a la altura de la axila).
Tener apretado tanto como se pueda hasta la llegada de ayuda especializada. De vez en cuando (cada 15 minutos aproximadamente) sería conveniente liberar presión para que la sangre fluyera mínimamente y así, por arrastre se eliminan posibles cuerpos extraños evitando futuras infecciones, y también para no asfixiar las células del miembro a salvar por falta de oxígeno al tenerle oprimida la arteria.

Así que lo importante es evitar que se quede dormido, que no pierda calor corporal y controlar las posibles hemorragias.

Una vez estabilizada a la persona entra ahora nuestra labor de reikista. A la vez que hacemos presión sobre la arteria o la herida directamente si no son amputaciones, podemos aplicar reiki al mismo tiempo para que dejen de sangrar. Podéis usar una bolsa de plástico o similar envolviendo vuestras manos para no mancharos.

Según tengamos de libres nuestras manos, colocaremos una mano aplicando reiki sobre su frente y su pecho. También en las glándulas suprarrenales para calmar su lógica ansiedad.

Las heridas. Es mejor no tocarlas, si hubiera objetos extraños enclavados habría que fijarlos para que no hagan más daño. A parte, el reikista podría aplicarle energía sanadora a las zonas directamente. No hay que tocar, unos centímetros de separación bastan para ser igual de efectivo y no nos implicamos en un contacto directo con los fluidos corporales.

En traumatismos de columna vertebral es importantísimo que no se les mueva de ninguna manera al accidentado, así como los veáis, así se quedan.
Se sabe porque el paciente tiene rigidez en la zona muscular afectada o una imposibilidad de movilidad o sensibilidad en uno o varios miembros, hormigueo y picores de dedos, incontinencia de esfínteres. Un mal giro de su cuerpo podría significar una parálisis o una tetraplejia. Aplicaremos reiki haciendo un alineamiento de su columna, pondremos las manos sobre el Chacra Corona y el Raíz para que la energía reiki pase por ella restituyendo el mal que pudiera tener. Visualizamos cómo su columna se llena de Luz y empieza a resplandecer con más fuerza a cada momento, casi no podéis mirar fijamente a esa columna de Luz.

Saber que el Kí de una persona pasa a través de la columna vertebral y de ahí tiene conexión con los principales chacras.

Cuando lleguen los sanitarios puedes seguir mandando reiki tanto al accidentado como a los profesionales para que hagan su trabajo de la mejor manera posible haciendo que sus manos y su sexto sentido sean llevados por la Energía Consciente. También puedes pedir ayuda a los seres que tengas más fe, como los Maestros Reiki, Ángeles, Seres de Luz o a los Seres Superiores.

El maestro Paradharmadas utiliza para este caso “Los guantes de Luz Reiki”. Está incluido en su libro de Reiki de 1º grado con el título "43º CK. Los guantes Luz-Reiki"

…“Entonces lo que hago es meditar en el momento de las operaciones y les pongo mentalmente unos guantes de Luz-Reiki a cada cirujano y al mismo tiempo envío mentalmente unos ángeles Reiki para que dirijan las manos de los cirujanos.
Después solo esperar que los seres de luz, los ángeles y Reiki hagan el resto”…


Para casos menos urgentes como luxaciones, esguinces, contusiones o hematomas: utilizar el sistema ICE, acrónimo de: hIelo, Compresión y Elevación. Aquí se aplica reiki sobre la zona afectada pues ayuda a mitigar el dolor y la inflamación.


Lo que nunca se debe hacer:

Si está en el suelo, nunca debes mover a la persona. No somos personal cualificado y por tanto no estamos cualificados para diagnosticar fracturas o posibles hemorragias internas en el que un hipotético movimiento pudiera agravar aún más su situación. Si 
alguno de los lectores fuera sanitario o médico, sería excelente, pero el caso más habitual será atender al herido  calmándolo en todo lo posible y si es factible, procede a darle reiki sin moverle y ni tocarlo. Estar ahí junto a él será el mejor tónico.




Fragmento del libro "Reiki Usui en la Nueva Era", de Geoda.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal